28 julio 2018

Paremos los pies a las multinacionales

Virginia - WeMove.EU

En Movemos Europa hemos estado ocupados estos últimos meses luchando por una Europa mejor. Trabajamos para que las instituciones y las multinacionales se hagan cargo de su responsabilidad para con el medio ambiente y los derechos humanos. Además, estamos trabajando para evitar una victoria de la extrema derecha en las próximas elecciones europeas. En este correo te contamos todos los detalles:

C&A se compromete a utilizar viscosa no contaminante

Esta victoria es nuestra: C&A se ha comprometido a obtener viscosa únicamente de fábricas respetuosas con el medio ambiente. Ya somos más de 300.000 personas que hemos firmado la petición para presionar a las grandes marcas de moda. La presión ha surtido efecto, especialmente los mensajes escritos directamente en sus páginas de Facebook, y ha conseguido llamar la atención de C&A.

C&A ha suscrito un hoja de ruta para el cambio, asegurando que seguirá las recomendaciones sobre la producción ecológica de viscosa [1]. La multinacional incluso se ha comprometido en sus redes sociales a conseguir esta meta antes del 2020.

Esta victoria llega poco después de que H&M, Zara, Marks & Spencer y Tesco se hayan comprometido públicamente a seguir el mismo camino gracias a nuestra campaña.

De este modo, estamos combatiendo poco a poco el devastador impacto medio ambiental de la producción de viscosa. La viscosa supone un riesgo para la salud de los trabajadores, las comunidades locales, y el medio ambiente. Es de sentido común que los fabricantes de ropa se opongan utilizar una viscosa que provoca tanta destrucción.

El éxito de esta campaña nos causa una enorme satisfacción, pero somo conscientes de que las promesas no bastan. Queremos hechos. Además, se sospecha que otras multinacionales como Primark, Mango y Topshop todavía contribuyen activamente a este desastre medio ambiental. Por todo ello, seguimos al pie del cañón. Si todavía no lo has hecho, ¡firma y comparte nuestra petición!

Junto con nuestros socios, seguiremos de cerca sus acciones y te informaremos cuando sea necesario aumentar la presión para lograr que el resto de multinacionales se comprometan a producir viscosa no contaminante y asegurarnos de que cumplen con sus promesas.

Acabemos con el glifosato en los tribunales

El gobierno de la Región de Bruselas Capital, en Bélgica, ha demandado a la Comisión Europea por renovar la licencia del glifosato, el conocido pesticida tóxico. Desde Movemos Europa decidimos unirnos a la demanda [2]. Por eso, junto con nuestros socios [3], hemos contratado un abogado que ya está preparando toda la documentación necesaria. Que un movimiento ciudadano apoye la lucha de un gobierno regional es poco común, pero en Movemos Europa nos especializamos en generar alianzas estratégicas.

Y todo ello gracias a que muchas personas de nuestra comunidad reaccionaron a nuestro llamamiento para recaudar donativos hace 4 semanas. Gracias a vosotros, ahora contamos con los 20.000 euros necesarios para llevar a cabo la demanda y seguir luchando contra los pesticidas y a favor de un medio ambiente más saludable.


La primera página del registro del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de la acción legal de la región de Bruselas contra la Comisión por la reaprobación del glifosato

Toda la documentación debe estar lista esta semana, tras lo cual, solicitaremos formalmente nuestra participación en la demanda. Luego deberemos esperar para ver si el tribunal acepta la intervención de nuestra comunidad. ¡Te mantendremos al tanto!

La elecciones europeas son decisivas

Las próximas elecciones europeas se acercan. Puede que te parezca que todavía queda mucho, pero si queremos plantarle cara a la extrema derecha y luchar por la agricultura sostenible, ¡necesitamos empezar a prepararnos!

Junto con nuestros socios, ya estamos preparando planes para el otoño: cómo recuperar Europa de las garras de la extrema derecha y cómo luchar por una agricultura más sostenible, que no dependa de multinacionales como Monsanto y Bayer. ¿Por qué creemos que estos dos asuntos son determinantes para el futuro de Europa?

  • Estamos siendo testigos de lo frágil que puede ser la Unión Europea. Durante años, la extrema derecha en Europa ha buscado debilitar la Unión y regresar a la era de los estados nación. En la actualidad, el ultra-conservadurismo gobierna en países como Austria, Italia, Hungría y Polonia. Estos gobiernos de extrema derecha intentan utilizar la inmigración para desintegrar la Unión, pero lo irónico es que la inmigración y los refugiados son problemáticas que necesitan una solución a escala europea.
  • La Política Agraria Común fomenta la agricultura industrial basada en los pesticidas y el monocultivo, mediante un exceso de subvenciones injustas. Las consecuencias: el 75% de insectos voladores ha desaparecido durante las últimas tres décadas [4], y la población de pájaros que se alimenta de ellos no deja de disminuir [5

Nos han escuchado, pero no nos han hecho caso

Cuando nos enteramos de que 500.000 millones de la Unión Europea iban a ser destinados a la industria armamentística para financiar la investigación para el desarrollo de armas, decidimos no quedarnos de brazos cruzados. Y de hecho, durante los últimos dos años, no hemos parado:

  • Hasta la fecha, 143.328 personas de toda Europa hemos exigido que ese dinero se destine a soluciones de carácter civil a los conflictos, y no al desarrollo de nuevas armas como los robots asesinos.
  • Más de 4.000 personas participamos en la consulta virtual de la Comisión Europea sobre este tema para visibilizar nuestra posición.
  • Junto con activistas de la Red Europea contra el Comercio de Armas, con la que colaboramos, nos reunimos con el gabinete de Federica Mogherini, la Comisaria de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, así como con algunos eurodiputados clave antes de una votación preliminar del Parlamento a principios de este año.
  • Poco antes de la votación final en pleno, le mandamos a los eurodiputados una carta abierta exponiéndoles nuestros argumentos.
Movemos Europa y nuestros aliados entregando la petición al Parlamento Europeo

Tristemente, una mayoría parlamentaria decidió invertir el dinero en armas en vez de en soluciones pacíficas a los conflictos. La decisión deja en evidencia la capacidad de la industria armamentística y sus grupos de presión para hacer que la Unión Europea invierta más dinero en muerte y destrucción. Aunque no conseguimos lo que queríamos con esta campaña, estamos valorando qué camino seguir.

La nueva ley de protección de datos y sus consecuencias

El nuevo Reglamento general de protección de datos es sin duda una buena noticia, puesto que mejora la protección de nuestros datos en toda Europa y posiciona a la Unión Europea como líder mundial en la protección de datos de su ciudadanía. Sin embargo, debido a esta nueva legislación, solo podemos enviar información a las personas que lo han pedido de manera expresa.

Nuestro equipo técnico, después de verificar todos los datos personales que gestionamos, ha confirmado que ya estábamos siguiendo las mejores prácticas en cuanto a la protección de datos. Aunque más de 200.000 personas no confirmaron su consentimiento, las que todavía formamos parte de este movimiento seguimos activas y comprometidas con nuestra causa. A día de hoy, nuestra comunidad está formada por casi 715.000 personas en toda Europa, ¡y vamos a redoblar esfuerzos para que nuestro movimiento siga creciendo!

Nos gustaría agradecerte tu interés y tu apoyo. Nuestro movimiento se basa en el fuerte compromiso de muchas personas. Cada firma nos acerca al cambio que buscamos y cada donativo nos ayuda a seguir construyendo este movimiento ciudadano europeo sin precedentes.

Si crees en nuestro trabajo, ayúdanos con un donativo mensual por pequeño que sea. Solo cuando nos unimos para actuar somos capaces de hacer que nos tengan en cuenta.

¡Sigamos luchando por una Europa mejor!

Virginia (Madrid), Mika (Burdeos), Jörg (Lübeck) y el resto del equipo de Movemos Europa.




[2] La Región de Bruselas Capital ha presentado una demanda ante el Tribunal Europeo de Justicia contra la decisión de la Unión Europea de renovar la licencia al glifosato. En su opinión, la evaluación científica de la sustancia fue inadecuada y estuvo influenciada por la industria de los pesticidas. Durante el proceso de renovación, se dio más importancia a los estudios de la industria que a los estudios independientes. De acuerdo con la Región de Bruselas, no hay suficientes datos al respecto disponibles, lo cual viola el “principio de precaución”. Fue precisamente en base a estos argumentos que nuestra comunidad llevó a cabo la Iniciativa Ciudadana Europea contra el glifosato.

[3] Pesticide Action Network (PAN) Europe, SumOfUs, Health and Environment Alliance.




WeMobe.EU vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario