miércoles, 2 de octubre de 2019

"Como si siguieran con nosotros"

Ocean Viking/ Foto: MSF (Archivo)
Ariane, de Médicos Sin Fronteras

Muchas de las personas que rescatamos en el Mediterráneo habían pasado meses en centros de detención en Libia, expuestos a la violencia y la incertidumbre absolutas. Hacemos todo lo que está en nuestra mano para encontrarles lo antes posible y evitar que mueran ahogados en mar.

Lamentablemente, no siempre lo logramos. Recuperar sus cuerpos sin vida es nuestra prioridad, una cuestión de dignidad. El siguiente testimonio corresponde a nuestro compañero Shaun, logista a bordo del Ocean Viking y encargado de realizar esta labor.

Su emoción es también la nuestra.

Siento que es casi... un privilegio que me confíen el cuidado de estas personas justo al final de sus vidas.

Nuestro objetivo es maximizar las posibilidades de identificar a las personas fallecidas. Porque es muy importante intentar comunicárselo a la familia, si es posible, y que sepan qué le pasó a su hijo, hija, quien sea, y no que desaparecieron y ya.

Por esa razón, siempre hacemos todo lo posible para recuperar los cuerpos de los naufragios. Los medimos para determinar su altura, intentamos determinar su peso y su edad, buscamos señales distintivas en el cuerpo y les hacemos fotos de la cara. Luego, los metemos con cuidado en bolsas para cadáveres, las sellamos y las llevamos a un lugar del barco que hemos preparado para guardar los cuerpos.

Algo muy importante para mí fue que, antes de empezar con esto, la médica con la que trabajaba ya había vivido estas situaciones, tenía bastante experiencia. Me dijo que, si se me hacía difícil, lo que hay que hacer es hablarles, decirles algo, como si siguieran con nosotros, porque es lo que querrían si estuvieran con vida. Que los trates con respeto y dignidad.

Y eso fue lo que hice.

Para mis adentros hablaba con cada una de esas personas mientras nos ocupábamos de ellas. Entonces lo vi todo claro.

Eran tres jóvenes de entre 18 y 25 años. Se les veía en forma y sanos. Y... ellos... emprendieron este viaje... y no lo lograron. Se han ido.

Porque siguen muriendo personas en el Mediterráneo. Porque no podemos mirar a otro lado. Porque nuestra labor es salvar vidas. Ayúdanos a seguir haciendo nuestro trabajo, hazte socio de Médicos Sin Fronteras.



MSF vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario