viernes, 25 de octubre de 2019

Lo que nos jugamos el 10N

RBlanco

En abril nos jugábamos volver a las políticas de miseria, pobreza extrema -que todavía viven muchas personas- y desahucios que llevaron a cientos de miles de personas a vivir en la calle; que sufrimos -unos más que otros- gracias a las políticas de austeridad hacia las clases bajas y trabajadoras de Rajoy y que no habíamos vuelto a vivir desde el franquismo. Una época oscura que a mucha gente la sumió en la desesperación. Una época en la que los que vivimos el franquismo, volvimos a ver a trabajadores pobres.

Ahora ya no son PP o C's con sus políticas neoliberales y austeridad. Se trata de nuestros derechos. De nuestras libertades. De tener la libertad de poder hacer o decir.

Recuerdo, que al poco de casarme, nos encontramos mi marido y yo con otro matrimonio y estuvimos hablando, en un momento de la conversación la chica, prima de mi marido, dijo: “Es que Jesucristo era socialista”. Decir que yo no sabía que estaba en una dictadura, porque donde no se puede hablar, no se habla de ciertas cosas. Las dos parejas cogimos el mismo bus y ellos se sentaron delante de nosotros. Yo había estado meditando y en voz bastante alta, le digo: “Oye, tienes razón. Jesucristo era socialista”. La veo a ella con los ojos aterrorizados y todo el mundo mirando para mí. Al poco rato, ella se volvió hacia mi y en voz baja me dijo que esas cosas no se podían decir y menos en un bus, en los que solían ir los de la secreta. Tuvimos suerte y ese día no iba ninguno, sino, los que habéis vivido en esa época os podéis imaginar lo que podía habernos pasado a los cuatro.

Pues en estas elecciones nos jugamos eso. El PP tiene claro que si suma, va a gobernar, va a gobernar con Rivera, que comenzó aliándose con la extrema derecha, después era de centro, luego liberal y ahora -como el PP-, son hermanos de la extrema derecha. Quién llega a acuerdos con la extrema derecha, no llega a un simple acuerdo entre partidos; no, es mucho más: son como ellos.

Por eso no quiero ni pensar en que PP, C's y VOX sumen. Porque, si lo hacen será volver al pasado en el que simplemente decir que Jesucristo era socialista, te puede costar muy caro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario