06 junio 2020

«LA PANDEMIA LLEGÓ EN UN MOMENTO DE ATAQUE BRUTAL A LA DEMOCRACIA EN LA REGIÓN»

Debate organizado por Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe. Registro completo de la transmisión de RMR.

Radio Mundo Real

«Pandemias del neoliberalismo: Respuestas de los pueblos a la crisis global» fue un debate organizado por Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe (ATALC) el 2 de junio, transmitido en vivo por Radio Mundo Real.

Compartimos la grabación completa de este intercambio en el que participaron: Tica Moreno de la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM), Jordania Ureña de la Confederación Sindical de Trabajadoras/es de las Américas (CSA), Faustino Torrez de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC – LVC) y Juan Almendarez de ATALC.

Si algo dejó en claro el intercambio entre las y los participantes es que el virus no es el problema: el problema es el capitalismo, como sintetizó Tica Moreno. «La pandemia llegó en un momento de ataque brutal a la democracia en la región», dijo la integrante de la MMM-Brasil, ya que estamos enfrentando medidas muy concretas de militarización de los territorios, de violencia contra las mujeres, contra los pueblos indígenas, contra las personas afrodescendientes, sumado a la generalización de la precariedad de la vida.

Moreno destacó que, para enfrentar la pandemia y la crisis reforzada por los mercados y el autoritarismo del capital sobre nuestros cuerpos, «las verdaderas soluciones solo pueden venir de las organizaciones populares, de los movimientos sociales», que han pasado de «sumar distintas reivindicaciones de cada sector» a la «síntesis programática» alcanzada en este momento, que hay que profundizar.

En este sentido, el Dr. Juan Almendarez, reconocido defensor de derechos humanos e integrante de Madre Tierra-Amigos de la Tierra Honduras, remarcó que en este pandemia que afecta en forma desigual «no debemos perder el sentido de comunidad, ni renunciar a la creatividad de nuestros pueblos».

Hacer de todas las luchas nuestra lucha. «La alternativa a esta pandemia es movilizar la conciencia, no paralizarnos, no tener miedo y difundir nuestras ideas anticoloniales, fortaleciendo nuestros valores intelectuales filosóficos y políticos articulados con saberes de los pueblos, creando una universidad popular, que integre la Escuela de la Sustentabilidad de Atalc con las escuelas de formación de otras organizaciones, que levante y movilice a este pueblo». Juan Almendarez (ATALC)

Desde la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, Faustino Torrez invitó a sumarse a la campaña «Volver al campo», que la CLOC está llevando adelante junto con organizaciones aliadas para enfrentar la crisis, el desempleo y la pobreza, con formación política e ideológica que garantice un sistema agroalimentario sostenible.

«Quienes producimos alimentos debemos enfrentar el cierre de fronteras, las hambrunas, la criminalización y la militarización de territorios. Necesitamos crear un sistema alimentario sostenible, comunitario, agroecológico. Hacer del campo un lugar habitable, que cree puestos de trabajo con sostenibilidad ambiental y económica, que evite la escasez».

Desde la CSA, Jordania Ureña consideró que la crisis abre la posibilidad de debatir el modelo y que las respuestas tienen que orientarse a medidas emergenciales de corto plazo, pero proyectando un modelo económico diferente, sostenible, a largo plazo.

La referente de la Confederación Sindical de las Américas añadió que, así como esta crisis durante la pandemia había permitido visibilizar sectores de trabajo a los que no se les daba la importancia que merecen, como salud, limpieza, cuidados, es clave defender la negociación colectiva para defender los derechos laborales con la perspectiva de género.

Desde la CSA exigen el fin inmediato de los embargos financieros y sanciones financieras a los países; la asignación de una renta básica, impuesto a las ganancias y protección al empleo.

Almendarez también remarcó la necesidad de denunciar la corrupción de nuestros gobiernos, las violencias contra las comunidades, el extractivismo minero, la invasión de territorios indígenas y campesinos, la destrucción de biodiversidad. A lo que Torrez sumó la importancia de ejercer la solidaridad internacionalista.

Moreno enfatizó que los movimientos sociales deben cuestionar este «capitalismo de vigilancia» y el uso de tecnologías de control, así como apostar por la construcción y el uso de tecnologías libres para la comunicación popular y proyectar una economía feminista, que nos permite ver que somos vulnerables, interdependientes y ecodependientes. «Somos naturaleza y si no cuidamos de la vida, la vida no es posible», dijo la activista.



Fuente: Radio Mundo Real
Licencia: CC SA

No hay comentarios:

Publicar un comentario