viernes, 26 de junio de 2020

Vídeo: desastre ecológico en el Ártico


Imágenes: Greenpeace

Greenpeace

Hace unas semanas te contamos una de las peores catástrofes ambientales en la historia del Ártico: el vertido tóxico de 21.000 toneladas de combustible diésel en tundras y ríos dentro del Círculo Polar Ártico, al norte de Rusia.

Hoy nos hemos enterado de otra fuga de combustible diésel en una central de energía en el Ártico ruso, con 5 toneladas de productos derivados del petróleo vertiéndose a los ríos.

La fauna y la flora de esta región sufrirán durante muchos años las consecuencias de este desastre, al igual que las personas que viven aquí y dependen de estos ríos. Limpiar el impacto devastador en esta zona tan remota es muy difícil o incluso imposible.

Estos días, el Ártico sufre una ola de calor sin precedentes, registrando temperaturas de hasta 38 ºC. Accidentes como estos van a ocurrir cada vez con más frecuencia debido al cambio climático y al deshielo del permafrost, la capa de suelo en las regiones polares que permanece siempre helada y sobre la que están construidas centrales nucleares, térmicas y gaseoductos.

Y países como el nuestro no son ajenos a esta catástrofe natural: España compra petróleo y carbón a Rusia por lo que somos parte del problema. Los accidentes seguirán ocurriendo mientras los gobiernos de todo el mundo sigan dependiendo de los combustibles fósiles y permitiendo que las empresas contaminantes hagan negocio con ellos como de costumbre, saqueando el medio ambiente por beneficios económicos.

Pero aún estamos a tiempo. Tenemos que hacer frente a la emergencia climática con la misma determinación con la que ahora estamos abordando la emergencia sanitaria, construyendo un mundo más seguro y resiliente, con bosques y océanos sanos, que no dependa de la quema de combustibles fósiles.

Solo entonces podremos decir que accidentes como estos son algo del pasado. Únete a Greenpeace y ayúdanos a seguir trabajando por un futuro verde y en paz.

Teléfono: 900 535 025




Greenpeace vía email

No hay comentarios:

Publicar un comentario