10 agosto 2020

Muere el obispo Pedro Casaldáliga, defensor de la Amazonía

Casaldáliga, reconocido en Brasil por su intensa labor social y defensa de los más pobres, se le conoce como el "obispo del pueblo" por su defensa de los pueblos indígenas de la Amazonía

Pedro Casaldáliga en 2005/ Foto: JM Concepción/ Recortada/ CC BY-SA 4.0
NUEVATRIBUNA.ES


El obispo claretiano español Pere Casaldáliga falleció este sábado a los 92 años en la Unidad de Cuidados Intensivos de de la Santa Casa Batatais, Sao Paulo, donde estaba ingresado el religioso desde el martes.

El cuerpo de Casaldáliga será enterrado en Sao Felix do Araguaia, en el Matto Grosso, el lugar que nunca quiso dejar. Así lo anunciaba el provincial de los claretianos en Brasil, padre Marco: “Comunico a todos hermanos de la Congregación el fallecimiento de D. Pedro Casaldaliga".

El religioso, uno de los inspiradores de la Teología de la Liberación, fue trasladado desde el Amazonas a Sao Paulo para ser tratado de una neumonía asociada a un derrame pulmonar.

El catalán, que fue nombrado obispo en 1971, vivió gran parte de su vida en la Amazonía al lado de las tribus indígenas más olvidadas.

El líder la Teología de la Liberación* pasó décadas de lucha por reformar desde dentro la Iglesia católica

Casaldáliga, reconocido en Brasil por su intensa labor social y defensa de los más pobres, se le conoce como el "obispo del pueblo" por su defensa de los pueblos indígenas de la Amazonia y la lucha contra la violencia en el campo.

El prelado catalán, que vivía en Brasil desde 1968, fue uno de los fundadores del Consejo Nacional Indígena del país. Su defensa de los pueblos originarios le costó en más de una ocasión sufrir amenazas de muerte. Pero Casaldáliga jamás abandonó la Amazonía.

Licencia: CC BY-NC-ND 3.0 ES


*Nota: La Teología de la Liberación fue una corriente salida del documento de la constitución pastoral Gaudium et Spes del Concilio Vaticano II y, pretendía, abrir puertas de la Iglesia y para todos. Se pretendía volver a la Iglesia primigenia, la Iglesia de los pobres, que defendían Pedro Casaldáliga, Monseñor Romero -asesinado por ello- y Leonardo Boff, entre otros -sobre todo en Brasil y América latina -.

A Casaldáliga, Benedicto XXVI, Siendo Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe -antigua Inquisición-, le prohibió llevar a cabo los oficios religiosos.

Tuve el honor de conocerlo -hace ya muchos años- a través de la radio, en La Ventana, de la SER, cuando la presentaba Gemma Nierga. Me impactó su sencillez, su bondad, y su estar con los de abajo, Con los que nada tienen. Esa es la Iglesia de Jesús, Esa es la Iglesia de Dios.

Descansa al lado de Dios, Pedro Casaldáliga.

RBlanco 

No hay comentarios:

Publicar un comentario